jueves, 10 de junio de 2010

Orientaciones sobre la velocidad lectora.


LA VELOCIDAD LECTORA

Es frecuente en los niños una serie de trastornos que impiden una buena velocidad lectora.

A continuación expondremos algunos de estos trastornos y la forma de corregirlos.

* Regresiones: Consiste en volver con frecuencia la vista hacia atrás, para ver de nuevo lo que ya se ha leído. Para corregirlo se deben tapar con una ficha o con una cuartilla los renglones, de izquierda a derecha, a medida que van leyendo.

* Vocalización. Consiste en leer moviendo los labios o en voz alta. Para corregirlo se debe colocar un lápiz entre los labios mientras se lee, esto evitará que se muevan los labios y la lengua.

* Repetición mental o subvocalización. Este tipo de error es muy común. Consiste en pronunciar mentalmente lo que se está leyendo. Para saber si ocurre, se debe repetir mentalmente una frase, mientras se lee otra distinta. Si ambas actividades son incompatibles es que la persona necesita "oírse" para comprender lo que lee. Su corrección es más difícil. La mejor técnica es el aumento de velocidad lectora y la búsqueda de las ideas principales del texto.

* Poco campo visual y/o mal movimiento de los ojos. Los movimientos de los ojos durante la lectura, constituyen un factor importante en la velocidad lectora. Cuando leemos, nuestros ojos no se deslizan uniformemente por los renglones sino que lo hacen a saltos, abarcando varias palabras a la vez y, en ocasiones, una frase entera. Para ampliar el campo visual en la lectura se pueden aplicar alguna de estas técnicas:

a) Fabricarse una tarjeta a la que se hace una ventana de la anchura de una línea y de largo suficiente para tres o cuatro palabras. Se lee pasando por encima del texto la tarjeta, de manera que se ven las palabras a través de la ventana. Ampliar paulatinamente el tamaño de la ventana y, por consiguiente, el número de palabras que aparecen

b) Se toma un libro cuya lectura sea fácil y agradable. Leer a la mayor velocidad posible pero sólo las primeras y las últimas palabras de cada línea. Forzar los ojos para abarcar cada vez un mayor número de palabras solo golpe de vista.

c) Acostumbrarse a leer fijándose en la parte superior de la palabra de la información (por abajo las letras se parecen más entre sí).


* Controlar la velocidad lectora.








Niveles adecuados de velocidad ( en palabras por minuto):

Leyendo en voz alta (comprendiendo 90-100%)
* 6º Primaria : 120 palabras.
* 1º ESO: 135 palabras.
* 2º ESO: 150 palabras.
* 4º ESO: 190 palabras.
* BAT: 220 palabras.

Leyendo en voz baja (comprendiendo 90-100%):
* 6º Primaria : 150 palabras.
* 1º ESO : 165 palabras.
* 2º ESO : 180 palabras.
* 4º ESO: 220 palabras.
* BAT: 260 palabras.



TÉCNICA PARA EL AUMENTO DE LA VELOCIDAD LECTORA



Requiere un trabajo de 10 minutos diarios y debe ser monitorizado por una persona adulta y con el auxilio de un reloj para controlar los segundos.

El ejercicio debe hacerse con un libro del nivel escolar que el niño tenga. Las fases a seguir son las siguientes:
* Leer 5 minutos en voz alta, como ejercitación.

* Descansar 30 segundos.

* Leer en voz alta durante 1 minuto.
Durante este minuto deben hacerse 2 cosas:

- Contar el número de errores cometidos (repeticiones, sustituciones,
omisiones, adiciones).

- Contar el número de palabras leídas , bien ó mal.

* El número de palabras, menos el número de errores, será el número de palabras leídas correctamente.

* Debemos realizar una gráfica, por meses: en el eje horizontal colocaremos los días del mes. En el eje vertical colocaremos el número de palabras leidas correctamente cada día.

Simplemente la ejercitación diaria, marcando los resultados en la gráfica, será suficiente para producir mejorías significativas a lo largo del tiempo.